jueves, 19 de marzo de 2009


EL HOMBRE ELEFANTE

Si hubiera nacido en la India, habría sido venerado como la reencarnación de Ganesh, dios de la sabiduría, de los caminos y de las letras, pero como nació aquí y con esa extraña deformación, fue vendido por sus tíos, con los que vivía, a la edad de cuatro años, a un circo donde le pusieron a trabajar enseguida. Ahí conoció a Carla, la bailarina de fuego, a la que nadie se puede acercar, que le tomó gran afecto. La dulzura de Juanito, conquistó a la bailarina, que le cuidó como una madre, evitando que le hicieran daño los otros niños, tan crueles, los otros adultos, tan malos…vivieron muchos años juntos en el circo y luego otros tantos en una granja al sur de Inglaterra, los más felices, ahí Juanito se entretenía haciendo y deshaciendo nubes con su laaaaaaarga trompa.

No hay comentarios: