jueves, 19 de marzo de 2009


EL HOMBRE MÁS PEQUEÑO DEL MUNDO

Vive en un mundo de gigantes. De recién nacido dormía en una cáscara de nuez y todo el mundo tenía que tener extremo cuidado de no pisarle cuando empezó a caminar y todo comenzó a convertirse en un peligro para él, una vez le rescataron de las terribles fauces de una rata que se lo llevaba a su madriguera.
Ahora vive en el campo, con los siameses, en la casona del millonario. Le encanta pasear por el jardín, donde se siente seguro entre conejos, mariposas y flores. En la ciudad cualquier pitido de coche podría destrozar sus delicadísimos tímpanos. Se dedica al arte de la contemplación

No hay comentarios: