lunes, 18 de mayo de 2009







el monstruo que se come las ilusiones. de los más peligrosos de los que actualmente viven con bulgarcita. Hay que tener muchísimo cuidado con él, es pariente del monstruo de dientes afilados, aparece a poquito que se le llame y echarle suele ser complicado. Se alimenta de desilusiones, amores fallidos, proyectos inacabados… traga traga y engorda hasta que no puede moverse y se queda a vivir para siempre en el plexo solar de la gente, donde los antiguos localizaban el alma. hay que someterle a un régimen rigurosísimo, porque si crece demasiado produce unos efectos parecidos a los de medusina, paralizantes…

No hay comentarios: