domingo, 2 de agosto de 2009



“¿Que si no dudo si hay agua o no en el cubo? Pues me alegra que me haga esta pregunta… en fin, al principio sí dudaba siempre y no me tiraba, hasta que me di cuenta que era el riesgo lo que le daba morbo a la gente y por supuesto, lo que a mi me da de comer… ahora me paso la vida haciéndolo, confiando en que quede una gota, o dos, he aprendido a aterrizar en una lágrima, jajaja, esto no se lo debería haber contado…”



No hay comentarios: