lunes, 30 de noviembre de 2009


He soñado que te abrazaba toda la noche, a veces dormida, a veces despierta, mi pecho contra tu espalda. El brazo se me dormía, pero hubiera soportado el hormigueo toda la vida, claro está.
Me he despertado con tortícolis y dolor de cuerdas

1 comentario:

José dijo...

Muchas gracias por tu trabajo. Seguiremos viéndonos por la tienda. Un saludo. José.