jueves, 17 de junio de 2010

meses después de aquel golpe tan tremendo que me dí, cuando se me escaparon los pájaros de la cabeza, por fin una mañana, volvieron
Tuve que llevarles atados una temporada, me notaban rara “no es bulgarcita, les oía piar, no nos quiere, preferimos volar a nuestro aire”
Ahora que sabía por qué habían vuelto, quería que se volvieran a acostumbrar a mi, para que no pudieran escapar a la primera de
cambio, asustados, de nuevo

No hay comentarios: