jueves, 17 de junio de 2010




Y por, pura venganza, ahora tengo a dos marineros engatusados que ni comen ni duermen por estar conmigo

No hay comentarios: