miércoles, 25 de mayo de 2011

valientes

esos que se tiran desde muy alto a una piscina sin saber si tiene o no agua


    “He caído en dedales más pequeños, no se crea” dice orgulloso secándose la gotita de agua que le cae por la mejilla … que no es del agua que hay en el cubo enano situado a dos mil metros de donde saltó, ni es sudor de la tensión, del miedo de “tal vez esta no salga bien”, es una lágrima que quería salir desde anoche, cuando ella le ha dicho que se va en cualquier momento, que nunca le dijo que le quería.