martes, 14 de enero de 2014

el que a buen árbol se arrima



 buena sombra le cobija… y bajo hoja dos veces te mojas…
me arrimé a un buen árbol, su sombra era hermosa, el sol se movió y su calor me dio a la hora de la tarde, la peor y me quemé toda.
otras veces, quería que me diera, porque era sol de invierno y me tenía que salir de la sombra, porque si no… me congelaba por dentro…
y es que no sabes lo que ganas cuando pierdes algo algunas veces…

No hay comentarios: