martes, 16 de mayo de 2017

la Pelusa, cuento infantil.


 de un mundo de terror y desconsuelo, restos de pesadillas, pieles muertas, recuerdos enfermos, mentiras, heridas sin curar, acideces de estómago, besos y abrazos no dados, de eso y algunas partes más, aún por descubrir está formada la Pelusa










cuando la Pelusa se aburre, busca una persona de corta edad para entretenerse






-hola! -soy la Pelusa, puedo ir contigo?
-hola! -qué ojos más verdes tienes, claro, vente









 y comienza a seguir a la niña a todos lados, a espiar todo lo que hace, a comentar lo que ocurre alrededor, a dar su opinión, a fastidiar


 -mira niña, tu mamá está haciendo mucho caso a tu hermanito, no será que le quiere más que a ti?
-mamáaaaaaaaaaaa (grita impaciente, no sea que la Pelusa vaya a tener razón)
-mira niña, tu mamá está con sus amigas y no te hace caso, no será que son mucho más importantes que tú?
-mamáaaaaaaaaa
la Pelusa se alimenta de las preocupaciones de las criaturas y crece a medida que crece la inquietud.  la pequeña se da cuenta de que su madre tiene cariño para repartir, pero tiene miedo de perder su parte… ¿y si la Pelusa tuviera razón?…
decide  observar con atención.

 -mira tu mamá, está hablando por teléfono, tan tranquila, en vez de jugar contigo- dice - cada vez te quiere menos
siente como la Pelusa ha crecido y la envuelve, mientras escucha detrás de la puerta lo que dice su madre
-no sé qué le pasa a esta niña, últimamente todo le parece mal… con lo alegre y sensata que ha sido siempre… ¿la Pelusa? ¿tú crees que puede ser eso?- oye decir a su madre por teléfono…
-¿anda que si es verdad?- piensa la niña, ¿anda que si todo son invenciones de la Pelusa? desde que llegó no hace más que molestar. estoy hartita, se acabó- a ver, Pelusa, ¿jugamos a una cosa? escóndete bajo la cama-le  dice







 corriendo, va a por el aspirador, lo conecta a máxima potencia y aspira a la sorprendida Pelusa, que desaparece por el tubo….
-fiuuuuuuuuuuuuuuuu
-buen viaje, espero que te vaya bien en esa bolsa de basurillas, es ahí donde tienes que vivir, no conmigo, que eres muy pesada







canta, baila, salta de alegría.
por fin se deshizo de esos ojos verdes que brillaban por la noche y sí, daban un poquito de miedo.

tal vez algún día le cuente la historia a su hermanito, tan pequeño, que tiene tanto que aprender…




la Pelusa, al completo.
es un boceto, en cuanto sepa cómo será el resultado final, os lo contaré. 
ahora, he de encontrar la mejor manera de hacer el cuento disponible en papel, para poder tocarlo.
si te parece interesante y quieres hacerte con un ejemplar, dime, porfa y serás la primera persona en enterarte de las noticias de la Pelusa, además de ventajas en el futuro proyecto, descuentos, sorteos...
confía en mi, yo sabré agradecerte!

No hay comentarios: