si te gusta mi estilo...

jueves, 16 de febrero de 2017

leyendo en la cama



me encantan los cuentos, de pequeña me decían que cómo era posible, que estaba en la luna.
me gustó la idea y hago todo lo posible por mantenerme ahí, cuesta dominar la técnica, pero he tenido muchos años para entrenarme.
enseño a mi nieta caperucita, que ella sea capaz de vivir en la luna, acompañada de una buena historia, siempre que quiera, o que pueda, que las actividades extraescolares llevan mucho tiempo..


el cuadrito está hecho, como siempre de telas recicladas.
este mide 21x16 cm. y vale 30 euros , más gastos de envío.

miércoles, 15 de febrero de 2017

C aperucita valiente


miles de cosas me dan miedo, miles a diario, pero que se me note no me ayuda nada, así es que voy por la vida como si fuera valiente, y se me da bastante bien.
cuando los miedos se acercan me cubro con mi capa, cuando vienen de dentro la abro de par en par para que salgan volando

prácticamente dominado   

martes, 14 de febrero de 2017

caperucita/lobo



siempre se ha intentado advertir de los peligros de lo desconocido, que las criaturas aprendan cuanto antes a ser prudentes es fundamental para que las especies sigan adelante.
mamá loba advirtió de mil maneras a su hijo “no te acerques a los humanos, son peligrosos” y aun así, cuando vio a la chavalina vestida de rojo, se enamoró perdidamente de sus ojos bondadosos.
amores (im)posibles

se venden juntos, 25 euros , más gastos de envío...


lunes, 13 de febrero de 2017

bici en el bosque



bici en el bosque

algunos  días no tengo ganas de ir a ver a la abuela, ni hacer caso a mi madre, ni temer al lobo, ni llevar cesta, ni nada de nada… desidia total
sólo me alivia subirme a la bici y acercarme al bosque a toda velocidad y
 una vez allí…
respirar sin pensar en nada.

domingo, 12 de febrero de 2017

Caperucita vuela sobre el lobo




sabía mil historias parecidas y distintas.
 recibió consejos de todo tipo, advertencias, amenazas veladas, chantajes cariñosos... pero no quiso conformarse.
Caperucita quiso vivir su propio cuento