martes, 4 de marzo de 2014

déjate de duentos


mira que nos han contado cuentos toda la vida, algunos no los creímos para nuestra desgracia, otros sí, dita sea. unos marcaron nuestros recuerdos, para bien o para mal, nos han ayudado a crecer y a creer, sobre todo en las metáforas.
aquí hay una serie de clásicos, con sus variantes, claro.
espero que os gusten
MORALEJA:  pueblo pequeñísimo al lado de Olombrada, Segovia, donde nació la hermosa Conchi el 3 de enero del 37,  mi primera madre, que no pudo contarnos muchos cuentos, la pobre,  que se fue pronto, aunque estoy segura que si que se sabía unos cuantos.  mi segunda madre, Maite fue y sigue siendo la madrastra buena del mío.
a las dos va dedicada esta colección. y a todas las personas que cuentan cuentos

No hay comentarios: